Semillero FIPI

INNOVAR: SEMILLERO FIPI

La Investigación, el Desarrollo de proyectos y la Innovación Social son la base de nuestro Semillero de Ideas FIPI, donde creamos nuevas y mejores soluciones para afrontar la actual situación de la Infancia y la Adolescencia en nuestro país. La innovación es para nosotros fuente de sueños, emprendimiento, diseño de estrategias, implementación y evaluación de los proyectos piloto que año a año articulamos como equipo en pos de contribuir en la entrega de metodologías de evaluación e intervención familiares eficaces y sensibles a las necesidades de los equipos profesionales que trabajan para la infancia.

El proyecto de elaboración del “Sistema de Evaluación Infantil de la Parentalidad: EPI” tiene por objetivo desarrollar un sistema de instrumentos complementarios de evaluación de competencias parentales, que incorpore la perspectiva de niños, niñas y adolescentes, y que además sea pertinente al contexto nacional. El Sistema EPI estará compuesto por la Guía de Entrevista EPI y la Escala EPI, instrumentos que se encuentran siendo diseñados para ser utilizados en contexto tanto público como privado, ya sea en promoción, prevención o intervención en protección infantil.

Este proyecto surge frente a la necesidad de relevar las voces de niños, niñas y adolescentes en los procesos en que se busca justamente resguardar y promover sus derechos, como lo es por ejemplo, la evaluación de competencias parentales de sus padres, madres y/o cuidadores. Si bien existen diversas propuestas e instrumentos para la evaluación de dicho constructo, esto se realiza a partir de las perspectivas de los mismos padres/madres evaluados o los/as profesionales evaluadores, no habiéndose difundido el uso de instrumentos que permitan la evaluación de las competencias parentales desde la perspectiva de los mismos niños, niñas o adolescentes. Es a ellos/as a quienes la conducta parental se dirige y afecta directamente, siendo fundamental dar lugar a sus vivencias y experiencias en estos procesos de evaluación.

Ideas para la Infancia trabaja desde el año 2016, en forma conjunta con Gendarmería de Chile, para implementar el “Proyecto de Fortalecimiento Técnico del Programa Creciendo Juntos Componente I” -ex Pamehl-, que tiene por objetivo evaluar las condiciones biopsicosociales de las mujeres privadas de libertad, gestantes y con hijos/as lactantes de dicho Programa, de manera de diseñar propuestas de acompañamiento técnico, fortalecimiento y mejora de los servicios prestados por el Programa. Estas propuestas han de responder a las necesidades de las madres, niños y niñas, y de los equipos profesionales, considerando además las particularidades del contexto de privación de libertad.

El Componente I del Programa Creciendo Juntos de Gendarmería de Chile, otorga atención a las mujeres gestantes y con hijos/as lactantes de entre 0 y 2 años que permanecen en reclusión junto a sus hijos/as. Atendiendo al contexto en que la díada se inserta, y al ciclo vital de niños y niñas que son parte del Programa, resulta de suma relevancia aportar a las mejoras en las condiciones de vida físicas y emocionales a las que pueden acceder madres e hijos/as, así como fortalecer las prácticas de los profesionales que tienen la posibilidad acompañar y trabajar en pos del bienestar de las díadas en este contexto. Es en la primera infancia se desarrollan gran parte de los procesos formativos básicos de los seres humanos los que se hallan fuertemente influidos por las experiencias tempranas de cuidado, siendo el Proyecto de Fortalecimiento del Programa Creciendo Juntos, una oportunidad para promover estos procesos formativos y el vínculo madre-hijo/a a la base.

La modalidad de atención en Salas de Estimulación del Programa Chile Crece Contigo, se orienta a niños y niñas atendidos por el sistema público de salud, que presentan algún grado de riesgo, rezago o déficit en su desarrollo en las etapas tempranas de su ciclo vital.1 En estas etapas se estructuran bases fundamentales de las particularidades físicas y psicológicas del individuo, siendo sumamente relevante el fortalecimiento continuo de los programas de intervención orientados particularmente a la primera infancia.

Así, surge el proyecto piloto: “Juego y Vínculos para el Desarrollo: Fortalecimiento de las Salas de Estimulación del Programa Chile Crece Contigo” que tiene por objetivo contribuir al desarrollo y fortalecimiento de una metodología de trabajo para una estimulación infantil integral, incorporando las propuestas de la ecología del juego, el enfoque de la parentalidad positiva y la promoción del apego seguro y el desarrollo socioemocional desde la primera infancia. Ideas para la Infancia se propone en la primera etapa de este Proyecto piloto, levantar información exploratoria en torno a percepciones y valoraciones de familias usuarias/, coordinadores y equipos profesionales que desarrollan sus funciones en el ámbito de las Salas de Estimulación. Esta información será de gran importancia para el posterior diseño e implementación de una propuesta de fortalecimiento de las prácticas y servicios ofrecidos por las Salas de Estimulación.

El Proyecto ODISEA-R es un programa de intervención destinado a promover estrategias para la reunificación familiar de niños, niñas y adolescentes que han sido vulnerados en sus derechos y se encuentran en el sistema de cuidados alternativos de protección. El programa ODISEA-R se basa en entregar a las familias oportunidades para el fortalecimiento de la parentalidad, en particular de competencias parentales en cuatro dimensiones: Habilidades Vinculares, Formativas, Protectoras y Reflexivas. (Gómez & Muñoz, 2013), que apoyen el que las familias y/o figuras significativas que participen de la intervención para la reunificación, puedan propiciar un contexto de cuidado integral para asegurar el derecho de NNA a vivir en familia y con esto su pleno desarrollo. ODISEA-R, se basa en un modelo de trabajo orientado hacia un enfoque teórico y metodológico de la parentalidad positiva, la teoría ecológica del desarrollo humano, la resiliencia parental y familiar. ODISEA-R estructura la intervención familiar en base a encuentros familiares que buscan por medio de una mediación del equipo profesional construir oportunidades para el entrenamiento de la parentalidad, promoviendo la reflexión familiar, el aumento de los conocimientos de las figuras de cuidados y un cambio particular en sus actitudes y prácticas de crianza. La intervención familiar está compuesta por un set de herramientas de trabajo organizadas en cuatro cuadernillos llamados “Bitácora de acompañamiento Familiar”, este es el dispositivo que guía y permite orientar al profesional y la familia respecto del desarrollo de sus competencias.

Los y las adolescentes en residencias de protección que no han tenido la posibilidad de reunificación familiar, egresan del sistema de protección al cumplir la mayoría de edad sin tener redes apoyo, vivienda, empleo, y muchas veces retornan a los mismos ambientes familiares donde fueron gravemente vulnerados.

Frente a esta realidad, nuestra Fundación ha comenzado el proyecto piloto de habilitación para la vida independiente de adolescentes de residencias: VIDAA: Vida Autónoma Adolescente. Hemos levantado información en entrevistas y focus group realizados durante el año 2017, y que dan cuenta de las necesidades y carencias de los/las adolescentes en residencias.

El enfoque de la Parentalidad Positiva conlleva una metodología de evaluación e intervención familiar distinta a los enfoques tradicionales centrados en la identificación de problemas, déficits y patologías. En consideración a esto, se crea el año 2013 la Escala de Parentalidad Positiva E2P, un instrumento de evaluación de la parentalidad que permite desde su aplicación, no sólo la evaluación de las prácticas de crianza, sino que también ofrece oportunidades de intervención y acciones concretas a seguir por los padres o cuidadores para desarrollar una conducta parental positiva. La Escala de Parentalidad Positiva (E2P) es un cuestionario de autopercepción muy sencillo de 36 items que puede contestarlo cualquier adulto responsable de la crianza de un niño o niña. Su objetivo es identificar aquellas competencias parentales que dichos adultos utilizan al relacionarse con su hijo, hija, niño o niña a su cargo, agrupándolas en cuatro áreas: Competencias vinculares, Competencias formativas, Competencias Protectoras y Competencias Reflexivas.

Durante los años 2016, 2017 y 2018 Ideas para la Infancia ha iniciado con colaboradores un proceso de validación internacional de la Escala en países como Colombia y Ecuador. Así mismo y buscando la pertinencia del instrumento en diferentes contextos del desarrollo de la parentalidad se ha trabajado en la adaptación de la E2P para diferentes contextos lográndose contar con tres nuevas versiones:

a)E2P-MPL: Orientada a madres que se encuentran privadas de libertad

b)E2P-PPL: Orientada a Padres que se encuentran privados de libertad

c)E2P-D: Orientada a familias con hijos en condición de discapacidad

Ideas para la Infancia realiza la adaptación nacional del Programa VAF desarrollado por la Universidad de La Laguna en España y Fundación Hestia. Este es un programa de apoyo psicoeducativo para promover la convivencia familiar. Destinado a madres/padres con hijos/as con edades comprendidas entre la preadolescencia y la adolescencia (11-18 años).

El año 2015 FIPI desarrolla una experiencia piloto en colaboración con la Ilustre municipalidad de Santiago a partir de la cual se levanta la evaluación y adaptación del programa al contexto chileno. La adaptación del programa consta de 6 sesiones de trabajo de carácter grupal que se acompañan de una sesión de bienvenida y otra de cierre a partir de las cuales se trabajan los siguientes objetivos:

1.- Ayudar a los padres a identificar e interpretar los cambios más importantes de la transición de la pre-adolescencia a la adolescencia.
2.- Aprender a desplegar estrategias de socialización que mejoren la convivencia familiar y promuevan el entendimiento mutuo.
3.- Orientar a los padres para que promuevan estilos de vida saludables y buenas relaciones con los compañeros.
4.- Hacer conscientes a los padres sobre su papel regulador en el uso de las nuevas tecnologías de la información y comunicación.
5.- Promover la relación familia-escuela, la motivación y el logro escolar.

El modelo ecosistémico de intervención ODISEA (oportunidades para el desarrollo de interacciones sensibles, eficaces y afectivas), ha sido diseñado desde un enfoque ecosistémico y de la resiliencia parental y familiar, promoviendo el desarrollo de una parentalidad positiva en los adultos responsables de la crianza, cuidado y protección de los niños y niñas. Nuestra experiencia ha estado centrada en el trabajo con familias multiproblemáticas o multiestresadas, especialmente en familias con niños de 0 a 6 años, ejecutando hasta la fecha dos proyectos pilotos de intervención y una adaptación para Reunificación Familiar.

El modelo Odisea, espera facilitar el desarrollo de comportamientos parentales efectivos en cuatro ámbitos interconectados que han demostrado ser altamente relevantes para el desarrollo integral en la infancia y niñez:

  • La regulación del estrés;
  • La acogida empática de las emociones;
  • La orientación positiva del comportamiento infantil; y
  • El cuidado y protección de sus necesidades y derechos.